jueves, 20 de noviembre de 2014

Soneto Dieciocho

Soneto Dieciocho
Un sentir mudo en sensaciones

A veces creo que nuestros corazones
son dos llamas que nunca prenderán,
que tan solo de recuerdos vivirán
en un rito de oscuras tradiciones.

Un sntir siempre mudo en sensaciones,
promesas que cumplidas no serán,
dos fuegos que cenizas llorarán
varados n remotas situaciones.

Ya para siempre el exilio interior
donde nada hay porque a nada se aspira,
ser paisaje en la vida de los otros,

ser la hoguera que ignora su calor,
ser la rueda que ni avanza ni gira.
¿Qué estrellas ardrán por nosotros?

17 y 22 de octubre de 1984
13, 14 y 16 de noviembre de 1984
23 de diciembre de 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario