jueves, 20 de noviembre de 2014

Soneto Diecinueve

Soneto Diecinueve

Cosecha blanca en la noche negra

Navegan la noche estrellas de cera,
barcas venidas de mares lejanos,
velas henchidas de vientos arecanos
siempre al soslayo del alba primera.

Todo el infinito que el tiempo dijera
son espejos de plata y brillos ancianos,
son estrellas de  cera y fuegos livianos
en el mar seco que la noche genera.

Un hilo de voz que el silencio enhebra
allí por donde el vacío se quiebra
y ya paar siempre debiera reinar.

Luz de vida que en la muerte se integra,
cosecha blanca en la noche negra
cautiva en las redes de un loco soñar.

17 y 22 de novimbre de 1984
25 de diciembre de 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario