lunes, 11 de agosto de 2014

Soneto Doce

Soneto Doce
Tan cerca que la proximidad abrasa

Tan cerca que la proximidad abrasa
como abrasa el tacto del fuego;
vértigo mortal del círculo ciego,
la rueda infernal que todo lo arrasa.

Tan cerca de ti que el tiempo se atrasa
y cesa del día su árido riego;
espacio letal escena del juego,
el beso inmortal que en cielo se tasa.

Ni un segundo más de este tormento
de verme a tu vera marginado,
frontero de un quizás que ya presiento.

Ni un segundo más de esta agonía
de verme para siempre derrotado
por tan solo una corta lejanía.

8, 19, 20 y 24 de octubre de 1984
1 y 3 de noviembre de 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario